Esta forma de celebración -que es para todos- seguramente no les agradará a aquellos que atienden la Misa más como una obligación que por el placer de participar de ella para rendirLe culto a Dios, y que se quedan impacientemente esperando por la hora de terminar y que ya se están marchando antes mismo de que el sacerdote termine de abandonar el templo.


En cambio, quienes entiendan este tipo de celebración como una oportunidad para disfrutar de la solemnidad, belleza, la profundidad del misterio y el milagro allí acontecido en presencia y el la compañía de ángeles, vivirán durante la celebración de la Santa Misa según el Rito Extraordinario del Misal Romano momentos de un exquisito gozo en la presencia de Dios, Coram Deo.

El presente video da testimonio de lo que acabo de decir.


UN PUNTO DE VISTA BAJO UNA  OPTICA CLERICAL DISTORSIONADA OTRO PUNTO DE VISTA, BAJO UNA OPTICA LAICA EL UNICO PUNTO DE VISTA POSIBLE BAJO LA OPTICA DEL MAGISTERIO